“Hasta que se amplíe el área protegida del Casco Histórico…”

by

Dos vecinas tomaron medidas para proteger los edificios patrimoniales en riesgo de demolición


A pesar de tener parte del Area de Protección Histórico dentro de sus límites, mucho de San Telmo no está protegido por ley de demoliciones y construcciones nuevas (vean mapa abajo). Con el auge turístico e inmobiliario de los últimos años, los desalojos, demoliciones, y nuevas torres son cada vez más comunes—como asi también la resistencia que manifiestan grupos vecinales y patrimoniales. A fines de 2008, y frente a esta situación, Ximena Mendez y Mariana Diez, dos vecinas de mucho tiempo en San Telmo, decidieron convertir su bronca en acciones concretas. Siguiendo los consejos de distintos entes ligados a la preservación patrimonial, hicieron un relevamiento de las partes del barrio fuera del APH1, tomando fotos y catalogando edificios con valor patrimonial. En diciembre de 2008 y enero de este año, enviaron pedidos oficiales a los ministerios de Cultura y Desarrollo Urbano del Gobierno de la Ciudad para catalogar y proteger 37 inmuebles, muchos en estado de deterioro y abandono.

Un edificio de la calle Brasil en caída y en venta. Foto: Mariana Diez

Un edificio de la calle Brasil en caída y en venta. Foto: Mariana Diez

Como escribe Mariana Diez en su fundamento,
“En el último año se observó una creciente actividad de la construcción en la zona lo que provocó en muchos casos la demolición de casas históricas tratándose de una pérdida patrimonial irrecuperable, sumándosele a esto la transformación cada vez más acelerada de la fisonomía del barrio con la construcción de edificios que superan ampliamente las alturas de su entorno, alterando completamente el paisaje urbano y generando volúmenes discordantes que no logran integrarse al contexto urbano. Cabe señalar que esta tendencia se viene dando desde hace varios años lo que provocó la pérdida irreparable de una gran parte del patrimonio arquitectónico y urbanístico de esta zona del Casco, por lo que es sumamente urgente revertir esta tendencia en el corto plazo.”
Sin una ampliación del APH1 (una medida promovida por muchos vecinos y grupos locales), la preservación del Casco Histórico dependerá en parte de los esfuerzos de ciudadanos como ellas para vigilar la creciente tendencia de desarrollo comercial en la zona. Aquí publicamos una crónica de Ximena Mendez, quien impulsó el proyecto de catalogación.

En la zona en la que vivo hace más de una década—el corredor del Casco Histórico entre Paseo Colón y Puerto Madero—hace unos años, se comenzó a notar el peligro en el que se encontraban las construcciones antiguas y características del lugar. Alrededor de ocho parcelas en menos de dos cuadras eran presa del auge de las nuevas construcciones. Además las inmobiliarias difundían a esta zona con un nuevo nombre “San Telmo Nuevo Puerto Madero”. Me preocupa esta actividad sobre todo porque nadie consultó a los vecinos si a nosotros esto nos va a traer algún beneficio o sólo a perjudicar, además de que es difícil y fuerte salir a la calle y ya no reconocer el entorno donde uno ha vivido.
Hace cuarenta años atrás, había solo viviendas con familias, pero hoy las familias que viven aquí son muy pocas. Además de estar cobrándoles a estas familias un aumento del A.B.L. del 200% a fines del 2007, supongo que la baja densidad de electores no nos hace importantes a los gobernantes.
Esta zona es tierra de nadie porque a las agrupaciones vecinales cercanas no las tienen en cuenta como San Telmo ni como Montserrat, y muchos creen que por no estar dentro del A.P.H.1 no es Casco Histórico, pero están en un error. Aquí también hay empedrado y es tan histórico como el de calle Defensa o Balcarce, pero está en malísimas condiciones, máxime sumado a que por las calles internas, no sólo las avenidas, pasan camiones de cargas y micros de larga distancia. Además de la sobrecarga por líneas de colectivos desviados de la calle Defensa que ahora van por la Avenida Paseo Colón, tendrán que aguantar más ruido, peso y polución estas calles antiguas preparadas para las construcciones mas bajas.
Yo comencé a interesarme por catalogar los edificios históricos a raíz de un articulo de pagina 12 que encontré en el blog de Proteger Barracas y a través del blog de ellos me contacté con la ONG Basta de Demoler, quienes me explicaron cómo presentar mejor los pedidos de catalogación. Así me enteré que hay vecinos en Palermo que también armaron un grupo de catalogadores, porque esa zona está siendo arrasada para la construcción de torres.  Me desempeño como docente en varias escuelas de la capital federal y al hacer suplencias en diferentes barrios, puedo observar que la realidad de nuestro barrio no es única ni excluyente.
En mi primer intento fallido me dijeron en la Subsecretaria de Patrimonio Histórico que estos edificios estaban protegidos por la ley 2548, que aun no ha sido aprobada. Por lo visto no tienen en cuenta que mientras tanto se siguen tirando abajo edificios en esa zona. Viendo que el único edificio realmente protegido es el catalogado, volví a hacer el pedido ahora ya personalmente y no por mail como lo hacía antes.
Ahora se dice que hay que ampliar el APH1 pero como simple vecina que soy, para mí es pan amargo,  porque tendrían que haberlo ampliado hace un año atrás antes de que todo esto comenzara, ¿qué gano yo como vecina que amplíen el APH una vez que desmantelaron la zona? Pero por lo menos hice mi contribución.
—Ximena Mendez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: