Ricardo Güiraldes: desde la India al Parque Lezama: El “hijo adotivo” de la familia que editó sus obras en San Telmo

by

Escritor y pensador incansable, Ricardo Güiraldes dejó grandes obras. Su máxima, Don Segundo Sombra: recuerdos de infancia, evocación de tiempos compartidos con hombres de campo, imágenes sin fin de la tierra Argentina. Pero hubo más que, en su momento, no se publicó. Y un escritor y editor indio, Ramachandra Gowda, quien pasó sus últimos años en San Telmo, trabajó para que ese otro pensamiento, rico y lúcido, sobreviviera en forma de libros.


Güiraldes, fiel a su búsqueda espiritual, siguió un camino que lo condujo a la India, a los senderos de libertad, de conciencia, de vida. En su diario intimo escribió: “No quiero que mi vida sea un borrador sin corregir sino un encausamiento hacia un fin”. Su esposa y mejor manager -como él la consideraba-, Adelina del Carril, decidió ir a la India después de la muerte del escritor. Fue una forma de entender su preocupación por la ética y la metafísica, además de su fuerte interés por el hinduismo. Adelina encontró respuestas continuando el camino que había iniciado su marido y en ese sendero halló a la persona que le dio un rumbo a la obra no conocida de Güiraldes; escritos que desde un lugar subversivo y libertario planteaban ideas y palabras de gran profundidad, pensamientos de un presente cargado de futuro.
Adelina del Carril conoció en Bengalone a Ramachandra (Rama) Gowda, un indio que desde los tres años de edad entró en su vida y ella considera un hijo adoptivo. Como relata la compañera de vida de Rama, Anandi Elsa Fernández, Adelina depositó en él la obra de Ricardo Güiraldes: proyectos, ensayos, reflexiones y apuntes; poemas y relatos de contenido existencialista.
Los misterios de la vida permitieron que una partecita de la India llegara hasta el lejano Sur para dar testimonio de lo que un pensador incansable no pudo difundir antes de su muerte. Ramachandra llegó a Argentina a los 14 años y desde ese momento y junto a Adelina del Carril inició una travesía por los escritos no publicados del poeta argentino.
Rama Gowda, indio, piel de cobre, recorrió infinidad de veces las calles de San Telmo, desde su departamento de Parque Lezama hasta el Centro Cultural Yuchan, en la calle Defensa, lugar elegido para compartir tertulias con otros interesados en la vida y obra del escritor. Un lugar donde las ideas revolucionarias del autor de El cencerro de cristal podían ser difundidas y escuchadas.
En el año 1982, Editorial Búsqueda, ubicada en la misma casa de la calle Defensa, publicó la obra Semblanza de nuestro país y otros escritos y al año siguiente Croquis, dibujos y poemas. En 1989, Justín Piquemal, estudioso de la obra güiraldina, editó 5 poesías presentes; además de mantener viva la obra del escritor en la feria de anticuarios de San Telmo.
Rama Gowda pasó sus últimos años en la Argentina, en el barrio de San Telmo, mirando el mágico Parque Lezama y continuando con el legado que Adelina del Carril le concediera siendo un niño: hacer que la luz de una mente brillante se perpetuara. “Estamos frente a un místico que a fuerza de crecer en espíritu es universal, sin dejar por ello de ser auténticamente argentino”. Ramachandra Gowda, introducción de El sendero de Ricardo Güiraldes.
—Grace Gómez Henríquez

Anuncios

4 comentarios to “Ricardo Güiraldes: desde la India al Parque Lezama: El “hijo adotivo” de la familia que editó sus obras en San Telmo”

  1. Raúl Says:

    Rama no pasó “sus últimos años” en San Telmo sino en Epuyén, entre dos montañas, el Pirque y el Epu-ma, que custodian su presencia querida

  2. Ernest-E Lopez-Sanson Says:

    Yo fui desde que conoci a Ramachandra por 1970 hasta que fallecio, su abogado y apoderado. Ramachandra regreso a la India al fallecimiento de su padre Channe Gowda, luego se instalo en Epuyen donde se le incendio el chalet y partieron en humo 8 baules de manuscritos inéditos de Guiraldes (con excepcion de lo que estaba el la boveda del banco a nombre de Shatindra Mohan Khana, su amigo). Luego del incendio, Ramachandra regreso definitivamente a la India y al poco tiempo fue nombrado Diputado Federal. Sus companeras de toda su vida fueron su esposa y madre de sus cinco hijos, luego Nuggy Saubidet con la que vivio mas de 10 anios y finalmente Ingebor Ringer. El paso por San Telmo fue tan transitorio …. Rama vivio primero en Mar del Plata, luego en la calle Azcuenaga para finalmente mudarse a la calle San Martin. Lo importante es que Ramachandra Buvanahalli Channe Gowda (de su nombre completo) ha dejado un hermoso recuerdo en todos los que fuimos sus amigos intimos.

  3. Ernest-E Lopez-Sanson Says:

    Y leo con sorpresa que se lo denomina “hijo adoptivo”. En efecto Ramachandra fue legalmente adoptado por Adelina del Carril con una gestion que se hizo en la Embajada Argentina en India, lo que luego fue confirmado por disposiciones testamentarias donde se le nombra heredero universal de las obras de Ricardo y de Adelina. Pero la obra de recopilacion que hizo Ramachandra comienza mucho antes de su efimero paso por San Telmo, incluso edita el inédito “Semblanzas” cuando todavia vivia en Mar del Plata.

  4. Tania Encina Says:

    Estimados amigos. estamos buscando a los herederos de la obra de Adelina del Carril. necesitamos hacerle llegar el siguiente mensaje. por favor les pedimos que culqueir teléfono o contacto con alún familiar nos será de gran utilidad ya que hacemos estas gestiones desde Chile.
    muchas gracias.
    Tania Encina

    Junto con saludarlo, Das Kapital Ediciones tiene el gusto de comunicarle que nuestra casa editorial está trabajando en un proyecto de publicación con los investigadores y poetas Gustavo Barrera y Camilo Brodsky. El libro en cuestión busca agrupar bajo el título de Epistolario Americano” lo más relevante de la correspondencia que la poeta chilena Gabriela Mistral mantuvo con distintos intelectuales, artistas y políticos de América y España, ofreciendo un verdadero fresco de las corrientes de pensamiento de la época. La correspondencia corresponde a parte del material inédito donado por Doris Atkinson, heredera de Doris Dana, a la Biblioteca Nacional de Chile, de manera que este material fuese conservado, investigado y difundido. Entre el material seleccionado por los investigadores hay correspondencia entre Gabriela Mistral y Adelina del Carril, el cual por su relevancia para el proyecto, nos resulta de sumo interés incluir en la publicación, que será financiada por el Consejo de la Cultura y las Artes, dependiente del Estado chileno, y editado por nuestra editorial. Solicitamos por esto su permiso para la publicación de este material. Si usted lo desea, una vez que este se encuentre digitalizado le haremos llegar copia de los contenidos que serían incluidos en el libro. De la misma forma, nos resultaría un enorme agrado entregar a usted dos ejemplares de la publicación final una vez que esté impresa. le adjuntamos una carta tipo que si está de acuerdo, nos debería entregar firmada con sus datos en representación de los derechos de autor.
    Quedamoa a la espera de su respuesta.
    Atte.

    Tania Encina
    Encargada de proyectos especiales
    Das Kapital Ediciones
    daskapitalediciones.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: