Noticias Comunitarias: Sept/Oct 2008

by

Denuncian la destrucción de restos arqueológicos
Lo nuevo y lo viejo volvieron a encontrarse en San Telmo. Varios vecinos habían presentado ante el gobierno porteño denuncias por ruidos y trabajos fuera de horario en las obras de ampliación de la famosa parrilla La Brigada, en Estados Unidos al 400. Pero ninguno de ellos imaginó que la empresa constructora desagotó un curso de agua histórico que pasa por allí debajo ni que tapó dos arcadas antiguas descubiertas durante una excavación para la obra. Como sucedió en otros tantos casos recientes, el curso de las aguas podría haberse llevado el patrimonio.
Cuando Juan de Garay realizó la fundación de la vida española en Buenos Aires, en 1580, la ciudad fue diseñada entre dos pequeños zanjones, uno al Norte y otro al Sur. Este último, “recibía dos pequeños cursos de agua, el uno, en Estados Unidos entre Bolívar y Defensa, y el otro, en Defensa entre Chile e Independencia”, señala Rafael Berutti en Los límites primitivos de San Telmo. Con el primero de esos cursos se habrían topado los constructores, según el presidente de la ONG República de San Telmo, Manuel Fernández, cuya denuncia ante la Defensoría del Pueblo porteña motivó un expediente administrativo que aún está en curso.


“Al excavar -explica Fernández- alrededor de un metro por debajo del suelo encontraron el canal de agua y dos arcadas primitivas de hace, al menos, 100 años. Primero sacaron el agua con una bomba que vimos todos los vecinos y después, el 1º de agosto, taparon el canal y las arcadas con cemento, ocultando el descubrimiento de gran valor patrimonial. También se comenta que habrían encontrado vajilla, pero si se encontró algo, ¿dónde lo vamos a ir a buscar?”. Esta versión fue desmentida por el Estudio Santamaría, encargado de la obra, y por Hugo Echevarrieta, dueño de La Brigada.
Desde el gobierno porteño confirman el pesimismo de los vecinos: “Los trabajos de excavación para la obra del subsuelo borraron casi por completo los rastros que pudieran existir con anterioridad”, afirmó a El Sol de San Telmo la arquitecta Graciela Labato, de la Dirección General de Casco Histórico. Además, anticipó que “se está revisando la posibilidad de implementar la obligación de presentar un informe que evalúe, con herramientas de tecnología específica, la presencia o no de rastros arqueológicos en el sustrato, previo al inicio de cualquier obra que se encare en todo predio localizado en el radio antiguo de la ciudad”. Justamente, lo que reclaman los vecinos: protección efectiva y eficaz del patrimonio histórico y cultural de San Telmo; y que lo nuevo y lo viejo puedan convivir.
—Juan Pablo Parrilla Branda

Corte ilegal de un árbol histórico en la calle Chile
La mañana del sábado 2 de agosto, Oscar Teso -vecino de 50 años nacido y criado en San Telmo- fue a hacer compras al mercado de Balcarce y Chile cuando notó que 3 personas estaban cortando con una motosierra uno de los grandes plátanos frente al restaurante Mezzo y Mezzo.
Dado que no era época de poda y el árbol no parecía enfermo, llamó a la Comisaría 2a para buscar una explicación. El patrullero le mostró un permiso de retiro de árbol de Espacios Verdes, pero Teso notó que no estaba otorgado a nombre de nadie, ni tenía el sello de ninguna autoridad oficial. Esto fue transmitido a los que estaban cortando el árbol, quienes se fueron.


En este punto, se había juntado un grupo de vecinos, preocupados porque, siendo un fin de semana largo, no tenían la posibilidad de tramitar una denuncia, y los encargados del corte podrían volver a terminarlo. Organizaron una guardia alrededor del árbol, turnándose entre ellos hasta contactar a la Dirección General de Espacios Verdes el martes siguiente.
En ese organismo del Estado confirmaron que no habían dado la orden de cortar el árbol y recibieron la denuncia de los vecinos. Así lo explica Teso: “Era coherente porque el árbol estaba sano y en perfectas condiciones y no molestaba a ningún edificio. Todo indica que lo mandaron a cortar para ocupar la vereda con mesas”.
Sin embargo, el sábado siguiente el inmenso tronco yacía en el suelo. Teso y los otros vecinos contactaron a la Dirección General de Espacios Verdes, que se mostró “indignada” por lo que pasó, aunque ya era demasiado tarde para salvar el árbol.
Confirmado que quienes hicieron la poda en primera instancia no estaban autorizados, el asunto está en instancia judicial en la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas No 5, a la espera de las pericias de Espacios Verdes. Según Graciela Fernández, otra vecina del grupo que se encargó del tema, a los vecinos que hicieron la denuncia los llamarán a declarar y “tienen identificados a los que hicieron la poda, quienes se van a comer una buena romana por ganarse unos pesos de contrabando”.
Luis Grossman, Director General del Casco Histórico comentó en una reunión de la Red de Amigos del Casco Histórico que se realizó el 19 de agosto que “esto tiene que tener algún tipo de castigo porque es una canallada”.
La denuncia está en trámite. Mientras tanto, algunos vecinos como Teso y Fernández expresaron la necesidad de organizarse para asegurar que este tipo de delito no pase otra vez. “Me parece un crimen cortar un árbol sano, porque un árbol es como una persona y forma parte del patrimonio histórico en San Telmo. Ese árbol probablemente tenía más de cien años, porque los plátanos fueron traídos y plantados en la época de Sarmiento. Esa vereda en la calle Chile es una de las pocas suficientemente anchas como para tener una línea de arbolado, porque en esa cuadra de la calle Chile el Zanjón de Granados desembocaba al Río”, explica Teso.
Si alguien ve una acción parecida, el número de la Dirección General de Espacios Verdes para hacer denuncias o consultas es 4323-8000, interno 4249.
—Catherine Black

San Telmo Limpia realiza su primera “baldeada comunitaria”
San Telmo limpio dejó de ser un deseo. Se realizó la primera baldeada simbólica y educativa con vecinos, asociaciones vecinales, representantes de Cliba el Gobierno de la Ciudad -que se acercaron a preguntar qué podían hacer- y hasta los mismísimos Bomberos Voluntarios con autobomba y todo.
Fue en marzo; en la librería Fedro. Éramos seis vecinos que nos reunimos a tomar un café y a hablar del San Telmo sucio. Conocíamos los problemas pero buscábamos soluciones. Coincidimos en que había que empezar de nuevo con la educación de los vecinos, con una consigna con reglas básicas:
* No tiramos papeles en el piso.
* Levantamos la caca de nuestras mascotas.
* Sacamos la basura a las 20 y en la puerta de casa, sin generar basurales en las esquinas.
* Usamos y cuidamos los cestos de basura.
* Separamos la basura.
* Vamos al mercado o al almacén con nuestras propias bolsas o changuitos.
* Lavamos las veredas.

Cómo lograrlo era la gran pregunta. Entonces, Rogelio Ponsard sugirió ir a las escuelas, hacer talleres, hablar del tema y dibujar qué queremos de San Telmo. Pensamos en volantes, en imanes para las heladeras y en stickers para pegar en las bolsas con la basura separada.
¿Cómo íbamos a repartir todo eso? Fue a Anandi Elsa Fernández a quien se le prendió la lamparita: hacer una minga.


La minga es una costumbre latinoamericana, una reunión de amigos y vecinos para hacer algún trabajo gratuito en común como arreglar la casa de un vecino. Después de la minga todos comen y beben y otro día van a otra casa y otro, a otra. Tomamos el barrio como nuestro hogar y resolvimos ir a baldear una cuadra del barrio cada mes.
Siguió la creación del blog y a través de él se acercaron más vecinos y asociaciones. Y, como por arte de magia, apareció Fernando, un periodista de La Nación. Las repercusiones de la nota en ese diario se escucharon en toda la ciudad.
Cada cual aportó lo suyo, la Dirección del Casco Histórico de la Ciudad de Buenos Aires imprimió los volantes; Narcisa Hirsch, otra vecina, pagó los autoadhesivos y apareció una nota en Clarín anunciando la acción. Como un efecto multiplicador otros medios hablaron del tema y se contactaron de la ONG Greenpeace, la Subsecretaría de Higiene Urbana del Gobierno de la Ciudad y Cliba.
Entonces, para la baldeada de Bolívar entre Cochabamba y San Juan del sábado 23 de agosto, Cliba aportó las escobas, los guantes y los baldes y entregó los volantes de su propia campaña con las reglamentaciones básicas de higiene.
El Gobierno de la Ciudad aceptó el proyecto de talleres barriales y nos dejó la promesa de facilitarnos materiales para desarrollarlos en las instituciones de San Telmo y cestos de basura de cartón para hacer separación de basura en las escuelas que los necesiten.
Ese gran día, en la cuadra elegida -la del Normal 3 y el Club de Jóvenes- llegaron hasta los Bomberos Voluntarios de San Telmo. Hubo unos treinta vecinos y el remate fue la hidrolavadora cedida por Pablo Ortiz, presidente de la Asociación Comerciantes y Amigos de Plaza Dorrego, a quien le dio gusto ver qué bien sacaba los afiches pegados en las paredes.
Una hora más tarde terminamos exhaustos y con una contravención de la policía por cortar la calle. Teníamos la satisfacción de que no todo está perdido, la sensación de hacer cosas desde nosotros sin tener que esperar a que nos solucionen los problemas. Nos fuimos sonrientes por encontrar con quiénes generar cambios en nuestra casa.
La próxima baldeada será el sábado 27 de septiembre, a las cuatro de la tarde, en la calle Chacabuco al 700 y esperamos ser más. Esto recién comienza.
—Carolina López Scondras
www.santelmolimpia.blogspot.com

Audiencia pública por la licitación de la recolección de basura

El grupo San Telmo Limpia participará en la audiencia pública que tratará el expediente 1791-J-08 que propicia autorizar al Poder Ejecutivo a otorgar la concesión del Servicio Público de Higiene Urbana por un plazo de 10 años.
La audiencia pública es el 1º de octubre a las 9 de la mañana en la Legislatura. Inscripción para participar en los encuentros de debate sobre los futuros pliegos: Comisión de Obras y Servicios Públicos. Hasta el 26 de septiembre hay tiempo de inscribirse. Teléfono: 4338-3145, de 10 a 20.
http://www.buenosaires.gov.ar/areas/med_ambiente/higiene_urbana/ciudad_mas_limpia/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: