Club Atlético San Telmo: Volver al club de barrio

by

Ha acompañado al barrio en sus varias transformaciones sociales y económicas, y ahora se está orientando a un rol de proveer contención a los chicos y familias del barrio. Presentamos la historia de la institución de “Los Candomberos”, y un retrato de su novedoso programa de ayuda social con los chicos de la Isla Maciel.

clubst1.jpg

Es más longevo que Boca Juniors. Uno de los más antiguos de Buenos Aires, el Club San Telmo fue fundado el 5 de marzo de 1904 por Juan Francisco Pantarotto. Ese día, empezó una fascinante historia que nuclea el deporte y la vida social. Hoy, esa trayectoria cumplió 104 años y sella su compromiso social con su nombre, su barrio.

El festejo incluye, este mes,  la inauguración de un salón de usos múltiples en el Complejo Centenario Deportivo de la calle Bolívar, y la conclusión de un novedoso proyecto que combina el trabajo social con el deporte para los chicos de la Isla Maciel (donde está la “cancha de once” del equipo).

Vaivenes
Si bien el equipo de fútbol (que juega en Primera “B”) no es uno de los más decorados de Buenos Aires, tiene una historia para inspirar orgullo en San Telmo. “San Telmo tiene dos épocas importantes en su historia”, dice Adrián Bevilacqua, secretario de prensa del Club.

En los años’20, San Telmo era una institución importante en la zona. Tenía una sede imponente sobre Paseo Colón—donde ahora se hallan las oficinas del diario Crónica—con un ring de boxeo, una cancha de básquet, y una de bochas. El actual estadio del Club fue fundado en 1926 en la Isla Maciel, entonces una zona de quintas y astilleros que “fue un bastión para San Telmo y que lo adoptó como propio”, según Bevilacqua.
Su segunda época dorada vino en los ’60 y ’70, cuando San Telmo ganó el apodo de “Los Candomberos” por la música de tambores morenos que los fieles del barrio tocaban en las fiestas de carnaval de la sede social de entonces (Avenida Juan de Garay 342), y en las canchas donde jugaba el equipo. Lograron el sueño de jugar en la División Primera “A” en 1976, y llegaron a tener 5.000 socios.

En 1965 el Club adquirió su actual sede social, una imponente mansión sobre la calle Perú al 1300. Este edificio fue comisionado por Luis Barolo, quien ideó el famoso Palacio Barolo sobre la Avenida de Mayo. La mansión fue un regalo para su hija y se conectaba a través de un túnel con una casa idéntica de la misma familia, del otro lado de la calle.
En los ’80 y ’90 el club fue decayendo, en sintonía con los cambios socio-económicos del país y la caída general de San Telmo, marcada por la construcción de la Autopista 25 de Mayo. Pero, en 2004, un esfuerzo institucional logró la inauguración del Complejo Centenario Deportivo bajo esa misma autopista y ahora, cuatro años más tarde, allí mismo se verá la apertura de su salón de usos múltiples, que incluirá un buffet abierto al público.
“Este salón es un sueño para nosotros”, dice Bevilacqua, “porque si bien no tiene una capacidad muy grande (40-50 personas), es una linda oportunidad para que la gente que termina una actividad deportiva pueda pasar un tiempo agradable después en el Club”.
Hoy, “el San Telmo” está, además, potenciando su función social y lanzó una campaña de inscripción con la meta de pasar de 1.000 a 3.000 socios en el lapso de tres años. En este barajar y dar de nuevo, intenta establecerse como una institución para nuclear a la juventud y a las familias de San Telmo y regresar, un poco, a aquello que supieron ser los clubes para la vida social de un barrio y que algunos todavía saben ser.
“Queremos que el vecino tenga en el club un lugar de contención y un espejo”, dice Bevilacqua. “Nuestra visión es generar un ambiente donde los chicos y sus familias se sientan cómodos, donde puedan acercarse, estar seguros, y aprender. Después del colegio muchos chicos empiezan a buscar otros tipos de grupos sociales. El deporte es una actividad sana, y nosotros tratamos de generar un lugar adecuado para intentar insertarlos en el barrio”.

 clubst2.jpg

Un espacio sano para los chicos
En el marco de la nueva apuesta del club para fortalecer sus relaciones con la comunidad, nació “Deporvida”, un proyecto piloto que se implementó en enero de 2008, en el que un grupo de chicos de la Isla Maciel participa en actividades e intervenciones diseñadas por el Club.
“Deporvida” fue la idea de Maia Klein, trabajadora social voluntaria que se acercó a fines de 2007 para proponer un proyecto educativo-deportivo-recreativo con la meta de brindar oportunidades educativas y ayuda social a una de las poblaciones más comprometidas de Buenos Aires.

clubst5.jpg

Klein y Gabriel Monasterio, profesor de educación física, desarrollaron un programa que traslada, los días de semana, 20 chicos de entre 7 y 14 años desde la Isla Maciel a San Telmo.
Dada su interacción con la gente de Isla Maciel, la gente del club quiso buscar una alternativa para los chicos que, veían, necesitaban vías para desarrollarse socialmente.
En la Isla Maciel está la cancha donde se grita “soy de Telmo”. Así fue que Maia, con el apoyo de la comisión directiva, empezó a articular un proyecto mediante el cual el Club podría ofrecer una alternativa positiva a esta población, comenzando por los más chicos.

clubst3.jpg

“Empezamos a tomar contacto con la gente de la Isla a fines del año pasado”, cuenta Monasterio. “Maia conocía gente de la hinchada que nos ayudó, porque es peligroso ahí y tenés que entrar con alguien que conoce el lugar. No sabíamos bien que íbamos a encontrar pero la gente nos recibió muy bien y se mostraron entusiasmados”.
El proyecto pudo tomar vida, además, gracias a colaboraciones de distintas entidades. Con la participación del Hospital Argerich, pudieron hacer una revisión médica para cada chico, y, en algunos, encontraron indicadores de desnutrición infantil. Esto les señaló la necesidad de incluir un componente alimenticio en el programa diario, que empieza trasladando los chicos de la Isla al Club, donde desayunan, con el aporte del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

clubst4.jpg

Luego tienen actividades variadas: van a la Manzana de las Luces, al Jardín Botánico y al Zoológico; tienen un taller de circo y hacen deportes en los predios del Complejo Deportivo del Club—Jaguar regaló dos pares de zapatillas deportivas a cada chico.
El astillero Tandanor, en la Costanera Sur, brinda un almuerzo completo para todos, antes de que regresen a la Isla. Además, cuenta Maia, “fueron apareciendo donaciones de vecinos, como una señora que donó un montón de libros, y un hombre que trabaja en la fábrica Quilmes que nos dio tazas para cada chico”.

Hacer: el paso para transformar
Durante los dos meses del proyecto los dirigentes notaron una transformación en los chicos a medida que fueron asimilando un nuevo juego de códigos sociales. “Tenían un nivel de violencia muy marcado cuando llegaron”, dice Klein, “y al segundo día se armó una guerra de piedritas. Hicimos talleres de cómo resolver la violencia y a partir de ahí empezaron a ver que había otras maneras de resolver conflictos, por ejemplo usando la palabra, o pidiendo disculpas. Es increíble el avance que lograron en poco tiempo”.
Monasterio concuerda, diciendo que “la evolución del cariño de cada chico es una de las experiencias más valiosas para mí. Al principio te miraban como si estuvieras ‘del otro lado’, pero ahora hay mucho más confianza y respeto, tanto para ellos mismos como hacia mí”.
Cada chico mantuvo durante el proyecto un cuaderno para recordar sus experiencias, preguntas, y reflexiones. “Cuentan cosas de sus vidas que te asombran”, dice Klein. “Un chico escribió que la pasó bien porque ese día no hubo ningún incidente violento. Otro chico dijo que estaba contento porque acá le hablan, y en la Isla la gente no le habla. Que destaquen cosas como éstas tiene mucho valor para mí”.
Aunque “Deporvida” no va a continuar en la misma forma ahora que se terminan las vacaciones, Klein y la Comisión del Club están explorando las posibilidades de continuar con una versión más refinada durante el año escolar para una población más grande, que incluiría jóvenes del barrio.

clubst6.jpg

La transformación social en los chicos que logró “Deporvida” es un reflejo de los valores que el Club quiere generar en el barrio de San Telmo. Con más de un siglo en la zona, tiene el arraigo y la visión para lograrlo. Como dice su marcha oficial, “San Telmo es un club muy familiar/ por cultivar bien alta su moral/ se conquistó la masa popular/ por eso marcha con paso triunfal …”
—Catherine Black / Fotos: Marcelo Somma

Club Atlético San Telmo
Complejo Centenario Deportivo: Bolívar 1257
Tel: 011- 4300-8902  http://www.soydetelmo.com.ar


N. de R: Cualquier tipo de donación o aporte de la comunidad para continuar con el proyecto Deporvida es bienvenido.

Anuncios

14 comentarios to “Club Atlético San Telmo: Volver al club de barrio”

  1. Jorge Daniel Brianes Says:

    La tarea de estos muchachos es monumental;yo nací y me crié en la Isla y en ella viví hasta los doce años en el 69′ nos fuimos a vivir a Quilmes.Soy hincha y sigo a San Telmo desde siempre,estudié en la escuela Nro.6 de la Isla,donde seguro muchos de estos chicos concurren,que estos chicos sientan que existe gente que los quiere ayudar es importantísimo,yo los veo a ellos con Maia en la cancha y,desde el primer día que fueron a hoy hay un cambio increible en su comportamiento;Ojalá,desde otros estamentos del estado de den una mano a esta obra,desde ya cuenten con mi familia,siempre les tenderemos una mano.

    Los Brianes
    Quilmes

  2. Leandro Ianni Says:

    Exitos y Saludos desde La Paternal….!!!!!

  3. martin parenti Says:

    buenas tardes gente , da gusto encontrarse con cosas tan generosas..teniendo en cuenta los tiempos que corren donde predomina el individualismo y el eoismo..pero aca queda a las claras que heroes anonimos todabia quedan .le mando un abrazo enorme y fuerza mucha fuerza.les comento tengo 22 años trabajo , y tengo una familia hermosa compuesta por mi señora y mis 2 hijos.hace algunos años fui ayudante voluntario en varios hogares , claro antes de tener a mis pequeños.bueno da gusto ver que si se quiere se puede les dejo mi mail y a su entera disposicion.saludos atte:martin parenti.

  4. matias lopez Says:

    me parece barbaro el trabajo que hacen por los chicos y me pone muy contento encontrar un amigo que tenia perdido como el profe monasterio yo lo conozco como el mono!!!! si podes contactarme me gustaria saludarte amigazo!!!!
    un abrazo matias el entre!!!!!!!!!!!!

  5. MATIAS BENITEZ Says:

    SOY FANATICO DE SAN TELMO Y SUS FOTOS ME GUSTARON MUCHO

  6. Hugo Says:

    Muy buena obra. Naci, me crié y viví en San Telmo. Todavía tengo mi casa paterna allí y a mi familia. Adoro el barrio, el club (fui dirigente) y me gusta que la gente nueva haga cosas por él. Viva San Telmo..

  7. Prof. Daniel Lenci Says:

    Estimados amigos: Soy fana de San Telmo desde muy pequeño. Mi padre fue el albañil que hizo gratis las boleterías de la cancha. Mi tío José fue canchero durante treinta años viviendo dentro del complejo de la cancha. Hoy soy profesor con unos cuantos años y toda la familia santelmista. Soy profesor de historia del Colegio Nacional de Buenos Aires. Mi hijo Cesar Lenci maestro de escuela primaria. Nos enorgullece ver gente que haga lo que ustedes están haciendo. Cuenten con nuestro apoyo y nuestra ayuda en lo que necesiten. Un fuerte abrazo. No todo está perdido hay gente como ustedes que ofrecen su corazón. Los abrazamos.

  8. julio crovetto Says:

    naci y me crie en la isla. jugue en el club en los años 60. conoci a Lenci, eel canchero y a su flia. Hermosos recuerdos.

  9. Pedro Says:

    Queridos compañeros santelmistas, la verdad qie es un orgullo ser de san telmo, yo soy fan desde pibe.
    Quiero agradecer a todo el club el esfuerzo que hacen desde hace muchos años y lo unico que puedo decir es gracias muchas felicidades.
    Lic. Eco. Pedro Ottonello

  10. Collazo Says:

    Me acuerdo de vos. el negrito Crovetto. Que jugador. que fue de tu vida?

  11. julio crovetto Says:

    Hola Sisi, mi vida tranqui jubilado, lejos de la pelota. El futbol de hoy no tiene la alegría del nuestro. No te parece?

  12. gonzalo Says:

    los de san telmo son unos putos

  13. manuel fernandez el tuny Says:

    soi tuny el morocho de la foto donde estan todos con coronas de prinsesas y un saludo a pepe peligro es un groso aguante telmo carajo

  14. editoriales para publicar Says:

    Últimamente las editoriales no suelen apostar por gente nueva o escritores que no sean contrastados.
    Por ello las denomidadas editoriales de “autoedición” o “coedición” están en auge.

    ¿Qué opináis de esto? Para el que no lo sepa, son editoriales que te editan ejemplares de tu libro por un precio, en teoría, más
    asequible que si vas a la imprenta de tu ciudad
    a hacerlo. Además con ISBN, Código de barras, Depósito Legal, etc…
    yo he encontrado este sitio que ofrece algo nuevo y diferente, la verdad
    que me distribulleron el libro y no hice nada más que cobrar.
    Jjja buen sitio. http://bukinbook.com/distribuimostulibro.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: